UE - Reglamento (CE) N.º 834/2007 sobre Producción Orgánica

Desde el comienzo de la certificación orgánica regulada de la Unión Europea (UE), brindamos a empresas de todo el mundo una amplia gama de servicios, incluidas la certificación orgánica y la emisión del Certificado de Inspección (C.O.I.) mediante TRACES.

El principio de la agricultura orgánica es la producción sostenible de alimentos en suelos equilibrados y fértiles. La granja se debe administrar de acuerdo con las regulaciones orgánicas sin organismos genéticamente modificados (OGM) y sintéticos. Durante la producción y el procesamiento, se deben separar claramente los productos orgánicos e inorgánicos y se debe impedir la contaminación. Para alcanzar el mercado orgánico, se debe inspeccionar la cadena de producción orgánica completa. Si se cumplen todos los requisitos, puede emitirse el certificado orgánico y se puede usar el logo aplicable en los productos certificados.

Las importaciones orgánicas provenientes desde afuera de la UE hacia ésta deberán estar cubiertas por un Certificado de inspección (COI) emitido a través de la herramienta informática de la Comisión Europea ‘TRACES’. A partir del 19 de octubre de 2017, el hasta ahora utilizado habitualmente Certificado de transacción de importaciones (ITC) ya no podrá ser utilizado para importaciones a la Unión Europea.

La red global de oficinas de Control Union Certifications nos permite hacer que la certificación sea más eficiente y económica, a la vez que mantenemos los mismos estrictos procedimientos profesionales de auditoría y certificación.